Penas y Fortunas del Chancho

Mariana

Impaciente ante el olvido

sale a descubrir a Mariana,

sin poder ver la razón

ella se confunde con la locura.

Quizás algún día

dejen de galopar en su corazón,

las tinieblas que durante años

han construido melodías.

Sollozando más de una vez

incontables derrotas,

siendo la tortura prima de su cuerpo

y pariente lejano del amor,

llevando como jinetes

obreros de dolor,

que buscan esparcir por su corazón,

la neblina.

Anuncios

4 comentarios en “Mariana”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s